La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.
                     
                   
                     
         

Nuestros inicios se remontan a 1920, año en el que la familia Grau empieza la actividad de comercializar con conejos. Por aquel entonces, la actividad se centraba en la recogida de conejos vivos casa por casa, para posteriormente ser vendidos también en vivo, a aquellos clientes que posteriormente los sacrificaban en sus hogares para el consumo o venta entre sus convecinos.

Durante 40 años éste fue sin duda alguna el pilar de nuestra actividad económica y área de negocio. La actividad se mantuvo hasta que llegó nuestro primer gran cambio y tomamos la decisión de modernizar y adaptar nuestra empresa y actividad a las nuevas circunstancias económicas y sociales.

Por ello, a mediados de 1960, construimos y legalizamos el que sería el primer matadero de conejos de nuestra zona geográfica y empezamos a sacrificar y comercializar nuestros conejos de forma especializada, concretamente en formato de canal de conejo enfriada. Dotando  a nuestros productos de la máxima calidad y seguridad alimentaria para nuestros clientes y consumidores finales.

Año 2005, decidimos dar un paso más allá y especializarnos en nuestra actividad tomando una de las mayores decisiones: cerrar el ciclo completo de producción; de esa forma adaptamos nuestras infraestructuras a la cría, sacrificio y venta de nuestros propios conejos. Tras una gran inversión, económica, culminamos la construcción y puesta en marcha de la mayor unidad de producción de conejo en vivo de nuestra área geográfica, disponiendo para ello de unas  8.000 conejas reproductoras que proporcionan cerca de 4.000 conejos por semana o más de 200.000 conejos por año.

Año 2012, después de una fuerte y constante presencia en los mercados regionales, nacionales y Europeos, decidimos culminar nuestro ciclo de desarrollo, internacionalizando nuestra actividad a través de nuestra marca comercial, CUNEXCA, S.L. (Cunícola Exportadora Catalana, S.L.), la encargada de propagar nuestra experiencia, profesionalidad, calidad alimentaria a cualquier parte del mundo.

Nuestra empresa, casi centenaria, es un modelo y un referente en nuestro sector; teniendo como única preocupación la satisfacción y confianza de nuestros clientes.